Recuerdo exactamente el momento (hace 6 años) cuando un amigo me dijo que viera LOST, una nueva serie de TV que para su lanzamiento, contaba con el piloto más caro de la historia. Una serie con desconocidos actores, y un aún más desconocido equipo de creativos detrás, entre ellos J.J. Abrams.

En ese entonces todavía era complicado bajar torrents, con mis 512 kbps demoraba un poco más de una noche en bajar un capítulo de 350MB y LOST fue la primera serie que bajé, de hecho un par de capítulos los bajé en español sin saberlo. Y para que hablar de los subtítulos, ahí me encontré con grandes comunidades de traductores que sin ellos esto no hubiera sido posible.

En ese tiempo llevaba poco tiempo pololeando, y nuestros panoramas de fin de semana consistían en ver cada capitulo de la primera temporada. De hecho, una vez terminada la primera temporada compré el DVD, y la vimos completa en 1 semana con mi–ahora– señora.

Así ha sido durante estos 6 años, nunca me he perdido un capítulo y los fines de temporada me generaban esa sensación de angustia y expectación que nunca he sentido antes con una serie de TV. Cuando daban un capítulo lo veía, y esa dinámica se mantuvo hasta en la insufrible tercera temporada, incluso después del momento en cuando “salto el tiburón” y al negocio de Hugo le cae un meteorito.

Lloramos con The Constant, el que para mi sigue siendo el mejor capítulo que he visto en una serie de televisión en mi vida, y también con la muerte de increíbles personajes como Mr. Eko, Charlie y Juliet. Y también perdonamos los errores, como Paulo y Nikki, los peores personajes de la serie.

Hoy termina una de las mejores series de televisión de la historia, que deja la vara muy alta a los creativos de la industria. Y la transmisión marcará un precedente en la historia de la televisión y de internet, porque ambos medios se unieron gracias a LOST. Sólo queda dar gracias a ABC, a los torrents y a la comunidades que la subtitulaban, también cruzar los dedos para que no maten la franquicia con cualquier producto desechable, no queremos otro final como X-Files, queremos recordar por siempre la serie que marco esta etapa de nuestra vidas.

Hasta siempre LOST.