Después de infructuosos intentos de ver la película, por fin ayer pude verla en 3D con subtitulada. Claro que para eso tuve que hacer una fila de 1:30 horas, y comprar entradas por internet, ya que las entradas para esa versión en 3D son muy escasas. Y si a eso le sumamos que la mayoría de los cines están en los malls, con el ajetreo de navidad tratar de llegar a Pandora puede ser un infierno.

Pero mucho se ha hablado de la película, aparte del buzz generado en internet, se ha hecho una excelente campaña para posicionar la película como una obra de arte del cine contemporáneo. Para hacer Avatar James Cameron tuvo que esperar 15 años, recién cuando vio a Gollum en el señor de los anillos se dio cuenta que ya existía la tecnología para darle vida a los Na’vi. También tuvieron que “inventar” un nuevo tipo de cámara.

Lo cierto es que la película cumple con su promesa inicial, maravillar con efectos especiales nunca antes visto. Al ponerse los lentes 3D no puedes dejar de asombrarte por el nivel de detalle alcanzado en pequeñas cosas, como la naturaleza de Pandora o lo que más me llamo la atención, las pantallas de las naves y computadores. O sea James Cameron la hizo nuevamente, en cada película del director se construye tecnología que pasa a ser el estándar de la industria, no hay que olvidad los efectos del T-1000 de Terminator 2, o los efectos logrados para la construcción del Titanic en CGI.

El punto flaco creo que es lo básica de la historia, esta cumple con el objetivo de atraer a la audiencia pero no es más que una suerte de romeo y julieta con pocahontas en 3D, pero igual cumple y está bien desarrollada.

Los Na’vi son increíbles, se presentan como una sociedad compleja, en donde la inspiración en los indios norteamericanos se hace evidente, pero su lenguaje, costumbres y rituales se sienten auténticos. Se nota que hubo un trabajo muy avanzado para crear a los Na’vi más allá de su apariencia en CGI.

Valió la pena la espera, las filas y lo caro de las entradas en 3D, lo pasé muy bien en el cine descubriendo las maravillas que Cameron preparó, Avatar es toda una experiencia visual, pero que para mi no alcanzó para ser la película del año, trofeo que sigo otorgando a UP. Pero espero con ansias la versión en Blu-Ray para poder ver el making off y apreciar bien toda la tecnología que usaron para construir la película.