borderlands
No hay nada mejor que probar un producto sin tener ninguna expectativa, me ha pasado muchas veces que el marketing o el buzz generado en el social media hablan muy a favor de una película o un juego, y al momento de consumir ese contenido te das cuenta que no cumplió tus expectativas.

No sabía nada de Borderlands, la carátula no dice mucho, y siempre pensé que era otro shooter más basado en el motor de Unreal Tournament. Por eso al poner el juego en la consola y darle start, comencé a vivir una experiencia sólo perjudicada por la traducción en español coño.

Es que lo primero, y que más me gustó, fue el tratamiento dado a la gráfica para parecer un dibujo, algo visto muchas veces antes, pero no a este nivel de detalles en donde lo que más rescato es la dirección de arte que no descuidó un detalle en ambientar la vida en el planeta Pandora.

Borderlands es una rara mezcla entre RPG y Shooter, dos géneros muy distintos en donde personalmente sólo he tenido malas experiencias (no me gustó el Mass Effect). Acá construimos un personaje que deambulará por los desolados paisajes de Pandora en busca de Quest –misiones– que permitirán a nuestro personaje ir ganando experiencia y dinero para comprar armas o equipamiento.

Nada nuevo para un RPG, la gracia es que todo esto es mirado como un shooter, en donde la clásica vista de apuntar con el arma nos mantendrá alejado de todo tipo de amenaza mientras concluimos nuestras misiones. Pero insisto en esto, el principal acierto de Borderlands es su dirección de arte.

De hecho, creo que llegué a una estado en que o sigo jugando y pierdo por completo mi vida o me aburro y voy por otro título en busca de acción. Eso es porque cuando hay acción, tiroteos y jefes más poderosos el juego se hace muy entretenido, pero la parte RPG que te hace recorrer grandes distancias o completar misiones largas se me hizo más o menos latera.

En resumen creo que Borderlands es una de las sorpresas de este año, por lo menos para mi, un gran juego que merece sin duda una revisión, y que será la delicia de los amantes del RPG y captará nuevos jugadores acostumbrados a la acción.