paranormal-activity-dwrks2Supe de esta película por un trending topic en Twitter, los gringos estaban vueltos locos con su estreno, y el trailer oficial los mostraba las reacciones de la gente en el cine al ver las aterradoras escenas, así que no me aguanté y este halloween vi la versión que circula en la red.

La película trata sobre una joven pareja, en donde Katie, la novia de Micah, ha sido atormentada desde niña por actividad paranormal, que la ha seguido hasta la actualidad. Micah decide resolver el asunto como lo haría yo, grabando todo lo que pase en la casa, sobre todo mientras ellos duermen, con el fin de resolver los extraños sucesos.

A medida que avanzan las noches los fenomenos van aumentando, y tornandose cada vez más aterradores, ellos tratan de buscar ayuda en un parapsicólogo que les dice que lo que hay en la casa no son fantasmas, si no que demonios, que tengan mucho cuidado pero el no los puede ayudar. Así que la pareja tendrá que vivir la experiencia sin ningún tipo de ayuda.

La película es del año 2007 y fue presentada en varios festivales independientes, hasta que Steven Spielberg se enteró y Dreamworks compró sus derechos para realizar un remake, que nunca se hizo, al final se emitió la versión original con un nuevo final. Paranormal Activity ha sido comparada con The Blair Witch Project por la forma en que es contada la historia, desde la mirada atónita de los protagonistas, que nos van sumergiendo en sus problemas con el otro mundo, pero al contrario de la anterior, esta se hace más lenta y finalmente lo único que asusta es una escena muy bien lograda.

No da nada de miedo, creo que he sido víctima de una muy buena campaña de marketing viral que ha usado las redes sociales y la expectación gringa para verla. No la encontré mala, pero tampoco es buena, ver como “penan” a una pareja en las noches es bien fome y las mejores escenas se podrían editar y armar sólo un video de 5 minutos en donde tienes todo lo mejor de la película.

Lo que si es admirable es que la realización de la película costó USD $15.000 y hasta la fecha va camino en convertirse en la película más rentable de la historia, todo un fenómeno que demuestra otra vez más que hace rato que no se hacen películas de terror buenas. Me asusté más con la vieja de Drag Me To Hell.