El año pasado jugué en la primera versión de Assassin’s Creed, el juego tenía una historia increíble: Gracias a un tratamiento médico futurista logran rescatar las memorias de un tipo que actualmente vive una vida normal, pero en vidas pasadas era un asesino en epoca de las cruzadas.

Graficas increíbles, jugabilidad asombrosa, todo bien, pero mientras avanzas en el juego te das cuenta que siempre tienes que hacer lo mismo, ir a una ciudad tomar un encargo y matar a un tipo. La monotonía me mató, no pude terminarlo y dejé de jugarlo.

Este año se estrena la segunda parte y lo que hemos visto es simplemente asombroso, nos situa en Italia del siglo XV y ahora el asesino incorpora tecnología diseñada por Leonardo DaVinci, así que podremos usar maquinas que vuelan, pistolas y otros gadgets ambientados en la época. Pero lo que más destaco es que parece que los desarrolladores asumieron el error anterior, y en esta versión agregan nuevos y variados desafios que pueden tomarse libremente y no influyen directamente en la historia.

Así que los dejo con un video presentado por Jean-Francois Boivin, responsable de la producción del juego, en donde nos cuenta un poco más de que se trata lo nuevo (con subtitulos en español) imperdible.

Vía: Ecetia