startrek

Anoche tuve la oportunidad de asistir al avant premiere de Star Trek, gracias a nuestros amiguis de UIP, y ahora me gustaría compartir mis impresiones con ustedes.

Cada vez que hablo de esta franquicia siento que inmediatamente me desvalido por mi ignorancia al respecto, es que nunca me gustó Star Trek porque no la entendía cuando era chico, y ahora esa casi ignorancia respecto a la trama (los personajes, el Enterprise y todo eso obviamente que lo conozco, es cultura pop) me permitieron ver la cinta con los ojos de un espectador que le gustan los blockbuster, las cabritas, la ciencia ficción y los efectos especiales, o sea yo, que voy al cine a pasarlo bien.

Otro tema es el del reinicio, precuela, remake, de franquicias añejas a las que hollywood nos tiene acostumbrados a odiar, es que siempre la cagan. Pero con Star Trek se rompe está regla y la formula resulta, J.J. Abrams logra mantener el espíritu original con una apuesta innovadora y fresca.

La película es una aventura épica, desde la puesta en escena, los personajes, la música y el ritmo estrepitante de secuencias que emocionan. Es un reinicio más popular, que después de 11 películas logra por fin llegar a todo público y de paso rendir un digno homenaje a lo hecho anteriormente.

La historia se basa los hechos que llevan al joven James T. Kirk a transformarse en el capitán de la nave insignia de la federación galáctica, interpretado notablemente por Chris Pine, que no lo conocía ni en pelea de perros. Spock es otro caso especial, Zachary Quinto se logra sacar a Sylar y rendir homenaje a Leonard Nimoy, que también aparece en la película y sacó aplausos de los trekkies.

Fueron 2 horas demasiado entretenidas, llenas de acción, saltos espaciales y toques de humor que no dejan a nadie indiferente. Y si hay algo que podría mejorarse es el desarrollo de Nero, el capitán romulano interpretado por Eric Bana, que quedamos con ganas de saber más de su raza, del imperio Klingon y esas cosas.

Hasta el momento Star Trek es el mejor estreno del año.