Continuando con la primera parte de este artículo, les contaré como fue el segundo caso: Hubo una mala configuración por parte de DreamHost, que será útil para quienes tengan un plan ahí.

Resulta que —para quienes no sepan— DreamHost da la posibilidad de configurar por ti una cuenta en Google Apps, lo que ahorra varios clicks. Sin embargo, en esta configuración, algunas veces ésta queda mal, dando como resultado que los correos no se puedan enviar, informando que la cuenta no tiene su dominio verificado.

Cuando me dijeron que eso estaba pasando, me volví loco buscando la manera de solucionarlo. Hice los pasos de verificación varias veces sin el resultado esperado, así que recurrí nuevamente al soporte que Google entrega encontrándome con un hilo en inglés en el que otorgaban auxilio.

Las instrucciones para corregir la situación es entregar el dominio que tiene problemas y esperar. Luego Google Apps Advisor Angela, desde Autralia, lo corrige rapidito —conmigo demoró unas cuatro horas en total—.

Sobre el error, ella dice al comienzo de la discusión lo siguiente:

(…) Por alguna razón, cuando una cuenta de Google Apps se dota a través de DreamHost, sólo tiene un registro MX creado. Esto no debería detener el dominio de ser verificado (…)

Luego no explica más y los corrige a medida que se van informando.

Es muy agradable saber que se puede contar gente en las grandes empresas como Google que den un respaldo a los problemas que uno pueda tener usando servicios en Internet (gratuitos o no), sobretodo cuando se llega a depender de éstos, como en el caso del correo electrónico. Conmigo ya se ganaron una estrellita.

También sería interesante que en nuestro país se den soportes de la misma manera: rápida y eficiente, porque entrega una mejor imagen y dan ganas de hablar sobre ello.