Me costó un poco darme cuenta de que estamos viviendo un nuevo cambio, pero ahora de a poco veo todo más claro. Los blogs fueron los que marcaron el inicio de lo que ahora llamamos Web Social (Web 2.0), y de eso ya han pasado varios años. Ahora los blogs son más que algo personal y más que “los nuevos medios”, son una simple herramienta para publicar.

Actualmente el hecho de escribir un post, nota, artículo, entrada, publicar una foto, un video, etc. Lo puedo hacer aquí o en Facebook, Twitter, Flickr, Vimeo y un largo etc. Y a la vez el blog como herramienta (WordPress en mi caso) puede ser utilizado para lo que sea, ahora el blog cómo tal es sólo un concepto, de hecho un concepto algo anticuado para las nuevas generaciones (nativos digitales).

Hoy un post en Loogic llamado “Los blogs no crecen, es el momento de la influencia” me hizo mucho sentido, porque efectivamente los blogs parecen haber llegado a su madurez. A diferencia de lo que pasaba en años anteriores los blogs han desacelerado su crecimiento, justo cuando muchos se han consolidados como negocios y la acción de bloggear ya es un oficio reconocido.

No estoy hablando de la cantidad de blogs que se crean al día, cifra que año a año comparte Technorati y que históricamente crece de forma exponencial, y que seguramente seguirá creciendo y sumando spam y blogs que se crean y después de un tiempo se abandonan. Si no más bien al crecimiento de los blogs que se han mantenido con el tiempo consolidándose como medios.

De hecho justo ahora Technorati está lanzando el State of the Blogosphere 2008, en donde queda claro que los blogs ya son parte de nuestra vida y compiten a la par de sitios que no caben dentro de esa categoría, cito textual:

a medida que la blogosfera crece en tamaño e influencia, las líneas entre lo que es un blog y lo que es un sitio de los principales medios de comunicación se vuelven menos claras…

Y la famosa influencia

Esto me genera ambivalencia, por un lado siento que es necesario definir nuevos modelos de publicidad que saquen provecho de las herramientas sociales de esta nueva Web, porque términos cómo el CPM (costo por mil) o CPC (costo por click) ya suenan anticuados cuando todo parece apuntar a que el verdadero valor de esto es la capacidad de influir en otras personas hasta el punto de ser participes de sus decisiones y opiniones.

Pero por otro lado me aterra pensar cómo sería si El Mercurio, Las Ultimas Noticias, Canal 13 u otro medio de los que llamamos tradicionales pusiera precio a su capacidad de influir. Eso lo vienen haciendo por años pero al ponerle precio o medida estarían atentando directamente con otro de sus valores, la objetividad.

Suena bien idealista pensarlo pero finalmente lo que nos está diferenciando de los medios tradicionales (por lo menos a algunos) es la capacidad de decidir como personas que somos, más allá de una línea editorial o una mega corporación con intereses económicos. Cada post representa a una persona, que perfectamente puede distinguir en base a sus propios principios, sobre lo que desea influir.

Lo difícil sería sostener eso por sobre el dinero, porque finalmente con mis post en este sitio he transmitido, entre otras cosas, mi gusto por los Mac’s. Y eso ha influenciado a que muchas personas se interesaran por estos computadores llegando incluso a comprar uno.

Por todo esto siento que son demasiado valiosas iniciativas como Q de Hipertextual, que inspirada en The DECK dicen:

No vendemos publicidad en base a medidas como CPM, para nosotros el volumen no es lo más importante, la influencia y contacto directo con la audiencia sí lo son.

El problema que veo en esto es que finalmente la influencia no es tan medible, se tendría que convertir en CPM o en casos de uso puntuales y lo que ellos ven cómo influencia es tener un pequeño banner acompañado de texto ubicado en sitios con muchas visitas, banner que según mi opinión nadie ve.

Porque la nueva forma de anunciar es en el contenido y si a eso se le suma experiencia real mejor aún, por eso me gustan los post patrocinados, mientras representen realmente tu opinión creo que tienen más valor para el anunciante y para el lector.

Con eso dejo claro que en Huasonic nos gustan los post patrocinados, hemos tenido muy buenas experiencias con ellos, mientras quede claro para el lector que una empresa pago por él y el contenido generado se basa en la experiencia real de cada autor con el producto o servicio.