The X Files, I want to believe

En el marco de la Expo The X Files, anoche tuve la suerte de asistir a el avant-premiere de The X Files, I want to believe, en Chile titulada, “Los Expedientes Secretos X, Quiero Creer“. El lugar escogido, fue el auditorio de la Fundación Telefónica, mismo lugar donde se ha estado desarrollando por varios días esta exposición que incluso contó el fin de semana pasado, con la presencia de Chris Carter y Frank Spotniz, cerebros tras la existosa serie, y ambas películas. El lugar desde temprano se abarrotó de fanáticos, ansiosos de volver a ver juntos a los agentes Mulder y Scully.

Yo en lo personal, a pesar de ser fan de la serie, y desear con todo cariño ver esta segunda película, no me esperaba una gran cosa, y creo que así fué. La película es una excusa para volver a ver en pantalla a los dos mas reconocidos agentes del FBI de la historia, y la trama es lo suficientemente oscura como para justificar el fin del ostracismo de Mulder y el sempiterno cuestionamiento de Scully.

The X Files, I want to believe

La película esta hecha para que la pueda ver cualquiera, sea o no seguidor de la serie. Es una historia individual, que nos muestra en el presente el distinto devenir de la Dra. Dana Scully (es extraño verla ‘trabajando’ de médico), y el mas que nunca aislado mundo de Fox Mulder (cambio de look incluído).

Luego que una agente del FBI desaparece, entran en acción nuestros protagonistas, poniendo a prueba de manera repetitiva sus convicciones, sus creencias y su destino. Luego de tantos años, los cuestionamientos siguen siendo los mismos, claro que con la perspectiva del tiempo y la experiencia. Y es en estos detalles donde se afirma gran parte de la película. Es interesante ver como los jóvenes e impulsivos agentes, ahora ya son maduros profesionales en retiro, y que el paso del tiempo no solo se aprecia en sus rostros y muecas, sino en sus decisiones y sus acciones. Esto que puede ser interesante a los que hemos seguido desde hace años el desarrollo de los personajes, puede aburrir a los que se encuentran por primera vez con ellos, y es un punto en contra si es que esperabas ver mas acción que diálogos.

Todos los nuevos personajes que aparecen son solo acompañamiento, y tienen cero carisma, y pasan sin pena ni gloria por el filme. Tal vez, el sacerdote protagonista puede salvarse, y en algo destaque del resto, pero no es mucho, no se hagan expectativas con el.

The X Files, I want to believe

La mayor parte del tiempo vemos gélidos paisajes, mucha nieve, hielo, y frío, lo que genera una atmosfera cerrada y que no permite mucho despliegue físico de los protagonistas, y obliga a centrarse mas en los personajes y en como se muestran luego de años sin acción. De ahí lo importante de las conversaciones y diálogos, sobre todo entre ellos.

Para los fanáticos, aparecen personajes entrañables, la pelicula esta llena de guiños a la serie, y el caso a investigar bien puede catalogarse como un clásico expediente X. Pero mas allá de eso, no van a encontrar un resurgir de la serie, y creo que sería una mala idea hacerlo en función de esta historia. Creo que es injusto compararla a la anterior película, Fight the future, ya que son épocas distintas y la vorágine de la misma serie, hacía considerarla como un capítulo larga duración en su momento.

Para terminar, si eres un fan de la serie de toda la vida, anda a verla de todas maneras. El gusto de ver Scully y Mulder juntos de nuevo no tiene precio. Pero ojo, no te hagas expectativas mas allá de las normales. Esto no es la serie, no es el resurgir de ella, y no veras un complicado caso de conspiranoia extraterrestre gubernamental. Ahora, si no eres un fan, y solo quieres ver una película, pasarás un buen rato de acción y si no te molestan los casos escabrosos y oscuros, es una buena recomendación de este invierno.

Y no se vayan hasta despues de los créditos… 😀