En primer lugar, mis más sinceras disculpas por no publicar el viernes pasado. Ya saben, “viernes santo”… Seas o no católico, medio mundo se paraliza. En fin. Vamos a la pregunta de esta semana.

Vinko Blazevic nos planteó lo siguiente a través del mail:

Una de las preguntas más comunes entre los lixuneros basico “¿Como se
instalan los programas?” Por Que hay muchas respuestas, pero cual es la
concreta.

Hay que estar poniendo comandos en el terminal o a estilo windows y si hay que
hacerlo en el terminal que digan un comando por que dicen tantos comandos y
algunos estan erroneos

PD: uso ubuntu

A ver. Es cierto, hay varias respuestas. Y es probable que muchas soluciones te sirvan… Así que vamos a citar las más generales, para luego hablar un poco de la instalación de software en Ubuntu, sistema operativo preferido de Vinko.

En primer lugar, debemos comprender una cosa: en Linux, el software funciona en forma modular, es decir, los programas no necesariamente contienen todo lo que vemos al ejecutarlos. En Windows, el software suele ser de varios megabytes, ya que contiene en sí mismo la programación, interfaz gráfica y las bibliotecas (mal llamadas librerías, y que en este caso, corresponden a los famosos DLL) que requiere. ¿Acaso no recuerdan haber instalado alguna aplicación en Windows 98 o XP, y que el sistema les haya preguntado si desean reemplazar una versión de MSCVFXXXX.DLL?

Pues en Linux, el software comparte las bibliotecas. Si ya existe una versión de algo instalado, pues para qué instalarlo de nuevo. Y si no, pues se instala. Así de simple.

Ahora, en cuanto a instalar… Yo diría que dos métodos son los más importantes: instalar binarios o compilar el código fuente. El primero se refiere a descargar un paquete ya hecho, que uno descomprime y usa. El segundo se refiere a descargar un paquete listo para compilar -es decir, convertir el código fuente en código de máquina-, acción que no reviste mayores dificultades, ya que se basa en un par de comandos a ejecutar en la consola, y que ejecutan un script de autoconfiguración y compilación del software. Este método es sin dudas el mejor, ya que deja el software hecho a la medida de tu equipo. ¿Y que mejor que un traje sastre, no? Sin embargo, el problema empieza cuando falta alguna cosa para compilar… Así que pasemos mejor a las alternativas amigables.

En Linux existen sistemas de instalación de paquetes precompilados. ¿Que qué hacen? Pues eso: descargan software desde servidores especiales en internet y lo instalan por ti. Fácil, no? Las principales distribuciones de Linux implementan estos sistemas; es cosa sólo de buscar algo de información al respecto. Pero como Vinko ocupa Ubuntu, hablaremos de su sistema de paquetes, heredado originalmente de Debian, y nominado muchas veces como el mejor. ¿Cómo se llama? Apt.

Para ocupar Apt dentro de Ubuntu es fácil. Mejor ni les digo cómo se ocupa desde la consola, ya que exige actualizar la lista de paquetes, saber el nombre del paquete de software a instalar… No, mejor vamos a lo gráfico. Para eso, hay dos aplicaciones que puedes acceder, y que fácilmente ubicas en los menús del sistema. Por ejemplo, en el caso de Gnome:

Sistema -> Administración -> Synaptic
Aplicaciones -> Añadir y quitar…

Ambas aplicaciones son bastante simple: puedes buscar software según la funcionalidad que deseas, seleccionarlo y se instala. Casi no debes preocuparte de nada más.

Ahora, existe un método más… Surgió hace un par de años, pero no estoy muy seguro de su éxito. Se llama klik, y se basa en descargar aplicaciones listas para la instalación… En un sistema parecido a cómo funciona la instalación de software en sistemas Macintosh. Ahora, repito: no es un sistema muy masivo, así que, aparte de contar con poco software disponible, no sé si sea muy conveniente. No sé, quizás debamos esperar un par de años a ver qué pasa.