2002319338_d455967ea1.jpg
Se acuerdan del famoso Panda Punk? (toda la historia acá), tal como lo dijo Armando, parte de la indemnización conseguida por Creative Commons fue destinada a crear un laboratorio de computación, junto con la comunidad Linux Chillán, en una escuela de la zona.

La escuela elegida fue la Escuela E-120 María Saavedra, que gracias a Useme, Linux Chillán, Derechos Digitales y Creative Commons ahora tiene el laboratorio más rockero de Chile, con computadores dotados de Ubuntu y un wallpaper que hace recordar que Creative Commons salvó la virginidad del Panda Punk.

Notable, si tiene hasta placa conmemorativa!!!

Más fotos en el Flickr de Derechos Digitales.
Vía: Twitter de Francotirador