Agenda Digital

No soy ningún experto en la materia. Solo soy un usuario más, como tantos de ustedes. Y creo que esa condición no debiera (al contrario), limitar nuestras críticas o puntos de vista. Sobre todo cuando lo que tenemos al frente es algo derechamente impresentable. Mas aún, si viene de nuestro gobierno.

Juan Carlos Camus, en su blog de Arquitectura de la Información, menciona el encuentro con Alejandro Barros, Secretario Ejecutivo del Comité de Ministros para el Desarrollo Digital, el que además es encargado de la Agenda Digital punta de lanza de todos los esfuerzos por modernizar y avanzar en el tema digital en Chile. Camus además aprovecha de mostrarnos el renovado sitio web de esta iniciativa. Y no mas es entrar en él y darse cuenta que es ahí donde comienzan los problemas. No pasaron ni 30 segundos mirando el home, y me acordé de la rutina de Melon y Melame, esa cuando Melame, al ver algo mal aspectado con antelación profetizaba con un sonoro ‘no va a resultaaaaar‘.

Decía al comienzo que no era necesario ser un experto para darse cuenta que el sitio mas ordinario no puede ser. Y menos pretender con eso, liderar la estrategia digital de todo un país. O sea, yo creo que tipos expertos, como Jorge Barahona por ejemplo fue demasiado suave con las palabras ocupadas en su análisis, que con solo una decena de argumentos, deja en evidencia lo penoso del sitio. En España hace un tiempo no dejaron pasar algo similar y ahí si que fueron densos.

Esto no se trata solamente de que un sitio no funcione en un navegador, o que no sea accesible a través de un móvíl por ejemplo. Esto va mas allá. Estamos hablando de la cara visible, la impronta de la Agenda Digital, a estas alturas una piedra en el zapato que nos molesta una y otra vez y no nos permite avanzar a paso firme y decidido de una buena vez. ¿Si vas a pedirle pololeo a tu enamorada, te lavas la cara y te lavas los dientes antes cierto?. Mínimo. Entonces por que no hacer las cosas bien y decentes desde un comienzo y entusiasmarnos a todos con un sitio funcional, actual, y moderno. De esos que no dan ganas de cerrar, y que uno vuelve una y otra vez para seguir soprendiéndose, ya sea por que se siente muy a gusto con su visual y contenido. ¿Es que no hay nadie ahí que revise lo que se esta publicando? Me encantaría estar leyendo blogs por todos lados alabando y felicitando el sitio, pero lastimosamente la realidad es otra.

Entonces con situaciones como esta, nos terminamos convenciendo y creyendo que todo el manoseado tema de la Agenda Digital y la tecnología en Chile no es (nunca ha sido) una real prioridad de las autoridades, ni tampoco de nuestros representantes, y que siempre hacen mas noticia por sus metidas de pata, que por sus avances y progresos, y como en todo orden de cosas, el acostumbramiento se torna una realidad. Es un tema país el que estamos hablando. Y es por lo tanto problema de todos. Y no solo de unos pocos.

Actualización: Acaban de bajar el sitio, de la Agenda Digital. Parece que se dieron cuenta de lo mal hecho que estaba.

Links:
Agenda Digital
Alejandro Barros