Jugando Wii
Nunca oculté las ganas que tenía de probar la Nintendo Wii, y hoy sin esperarlo andaba en Paris de Lyon, por otra cosa, y veo el vendedor de Nintendo con un Nunchuk en la mano, yo lo miré con cara de cumpleaños y le pregunté si tenía la Wii, y me dijo “claro, mira ven a jugar”. Y que me dijeron, estuve haciendo el loco 45 minutos, así que están son mis impresiones.

La ConsolaEsto no pretende ser un review de la consola, de hecho ni siquiera la toqué, solo estuve jugando en el Wii Sport, por lo tanto pude hacerme una idea de lo que es más importante, la jugabilidad.

A primera vista el Wii Sport lo encontré decepcionante, así de simple. Tenía muy claro que la Wii no ofrecía gráficos como sus competencias, pero gráficamente he visto juegos de GameCube como The Legend of Zelda: The Wind Waker que me han maravillado.

Pero como la estrella no era la gráfica, una vez que tuve el Wii Remote en la mano empecé a disfrutar como cabro chico. Como sólo tenían en Wii Sport, me di tiempo y jugué en todos los deportes que trae este titulo de muestra.

Partiendo por el de Tenis, que ya me había decepcionado con su pésima gráfica, y me volvió a decepcionar por su modo de juego. Siempre que veía como jugaban, pensaba que tenias que apretar un botón para pegarle a la pelota, y que movías al mono con el pad del Wii Remote, pero falso. El mono se mueve sólo, tu lo único que haces es mover las manos para pegarle a la pelota. Y lo peor fue que tu controlas a dos jugadores (que en realidad se controlan solos) me daba la impresión de estar jugando esos juegos antiguos de Atari, como el Soccer, ese donde movías a todo el equipo de fútbol al mismo tiempo. O sea el de tenis no me gustó, pero esto estaba recién empezando.

El Wii RemoteSeguí probando los otros 4 juegos que me quedaban, el de bowling lo encontré mejor que el de tenis, pero lejos los que más me gustaron fueron el de baseball y el de golf. Recién con estos me sentí cómodo, me saque la mochila y me relajé jugando.

En general Wii Sport es muy entretenido, pero esa entretención te aseguro que no es individual, o sea si no tienes otro control te vas a aburrir jugando sólo. Pero aún así soy crítico, a gráfica la encontré de frentón mala, bien mala.

Aunque Wii Sport no me gustó mucho, la consola sí, el Wii Remote es maravilloso, tiene vibración y un pequeño parlante que sonaba cada vez que le pegaba a la pelota, eso era entretenido. El tiempo de respuesta es excelente y la sensibilidad es extrema, cuesta apuntar y eso es que estaba jugando en un lcd de 32″. No dejaba de pensar como sería jugar Call of Duty 3.

En resumen me gustó mucho la experiencia Wii, es demasiado entrete, un detalle a considerar es que sólo necesitas mover las manos, pero es imposible no moverse entero si estas parado. y otro detalle no menos importante es que jugar cansa…maldición el único ejercicio que hago con los brasos es llevar la comida y la bebida a mi boca y después de 45 minutos jugando me canse. Ahora me duelen los brasos, sobre todo por como le pegaba a la pelota en el de baseball.