No deja de llamarme la atención un par de fenómenos que han sacudido internet en estos últimos meses, me refiero a Amo a Laura y a Edgar.

Si antes la fama se alcanzaba saliendo en televisión ahora solo basta con hacer algo entretenido, diferente, extremo, friki, etc. Subes el video a Youtube y listo, fama mundial.

Si bien Amo a Laura es parte de una campaña publicitaria, el éxito que ha tenido su pegote tema ha sido desbordante, tanto así que incluso lo escuché en las radios nacionales y fruto de parodias como el mega exito Me Peto a Laura. Todo esto gracias a la difusión de internet, porque en Chile no se vio la campaña por TV.

En cambio Edgar pasó de ser el gordito simpaticón victima de la maldad de su primo, ha toda una estrella internacional, con contrato exclusivo para un canal de TV y apariciones en diarios de muchos países, incluyendo Chile. Su fenómeno ha llegado a tanto que incluso lo postulan a la presidencia de Mexico :D.

Si no entienden el motivo de este post, no se preocupen, porque yo tampoco. Hay que retomar el training después de una semana de olvido.