U2Ayer comenzó la venta de entradas para el concierto que dará U2 en nuestro país. Como era de esperar el sitio colapsó y la venta telefónica también.

En estos momentos y después de leer un excelente post de Roberto Arancibia, estoy pensando seriamente en no ir; Roberto cita a Marisol García en El Mercurio que dice lo siguiente:

incluyen las entradas más caras para estadios que hasta ahora registre la gira “Vertigo” -sí, en el mundo- y condiciones de compra inexplicadamente restringidas, limitadas a los puntos de venta dispuestos por una multitienda, y sin participación de agentes externos de boletos… Durante años, U2 no pudo llegar a Sudamérica pues se negaba a aceptar auspicios para sus giras. Cedió a partir del tour “Popmart”, aunque con condiciones básicas que incluyen su rechazo a las tabacaleras o bebidas alcohólicas, y su negativa a aliar su imagen a la de un producto (hasta ahora, sólo el iPod ha sido digno de su tiempo… El atrevimiento de esta vez por vender asientos a más de US$ 320 será como un experimento por ver si hay en Chile público dispuesto a pagar en Santiago más de lo que costaría tomarse un avión y ver lo mismo en Buenos Aires, o si los fans más fieles prefieren quedarse en cancha y enviar la diferencia a hambrientos de África.).

Es verdad que se fueron al chancho con los precios (son los más caros del Vertigo tour en el mundo), es verdad que el servicio de ventas es carísimo, y lo que es más verdad es lo que dice Marisol, por que esto es todo lo contrario a lo “principiosâ€? que los mismos músicos se han encargado de difundir.

Anoche me acosté y la Lili se quedó en el computador encargada de la noble tarea de comprar las entradas, así que no tengo idea si ya las tiene o no.

Actualización: La Lili no las pudo comprar y me contaba que por mandar las entradas en una carta certificada cobraban 4 lukas más…Así que NO VAMOS A U2, me piqué.

U2: El Vértigo del abuso (el mundo sigue ahí)