No se que deparará para Apple en el futuro, lo cierto es que este cambio es un riesgo no menor, ya que la compañia se arriesga a fracasar por segunda vez.